Darina con alas

Nosotros le hablamos...

25 septiembre, 2007
La verdad, al principio de este año, ni en mis sueños se me habría ocurrido estar del otro lado, en una oficina de Recursos Humanos.

Esa especie de limbo a donde te envian con un curriculum, llena de expectativas y emocionado, para que al final te digan: "Nosotros le hablamos"

Claro, la gente se queda esperando la llamada... pero lo cierto es que en el tiempo que llevo aquí me he vuelto más perceptiva a la gran cantidad de lenguaje no verbal que sigue a alguien que entra tras la puerta de una entrevista de trabajo.

No sé exactamente que tipo de broma sea esta, del destino, de ponerme del otro lado del escritorio reclutador en mi primer empleo... pero los curriculms que he tenido en las manos son más o menos el mismo puñado de esperanzas que anduve repartiendo yo en multiples sitios, así que aún no logro volverme tan dura como para juzgar en el alma humana la aptitud y actitud laboral.

Ya sé que es parte de la chamba el decir con una sonrisa... "Nosotros le hablamos", pero por más que he practicado no me sale.

D.

10 comentarios:

John Bauer dijo...

aprovecha y se malvada, FUCK!

Athan dijo...

Hola qué tal, pues fijate que llegué a tu espacio buscando en google "las cartas de amor son estúpidas", y aunque no encontré nada sobre el poema, encontre tu espacio y me parece, de verdad muy interesante.
Wow, de verdad, así que prometo andar dandome vueltas por aquí, por cierto, referente a tu post anterior, bueno, es todo un dilema, no lo crees? jaja, casi siempre nos sucede a todos, no te preocupes. Nos fijamos en alguién, y ese alguién acostumbra a fijarse en otro alguién... Y duele, je.

Bueno, te dejo saludos.

Darina Silverstone dijo...

Ja...

Ya sabes que mi fasceta malvada no se me da...

Athan:

Seguramente mi amiga Irais te puede dar más información sobre "Las cartas de amor son estúpidas"

Yo prometo visitar tu espacio en cuanto salga de la chamba.

D.

Mar dijo...

Sí, los currículums y las solicitudes de empleo son eso: un puñado de esperanzas por escrito!!!

Me cae que yo no podría tener ese empleo, lloraría con cada aspirante y rezaría porque a todos les dieran trabajo. Ay, soy una inmadura.

lunabrillantee dijo...

Mar,no creo que sea inmadurez mas bien siento que tenemos el corazon de pollo, mis respetos ya pronto te acostumbraras.
Espero ser bienvenida.
Saludos

Irais dijo...

En alguno de mis multiples trabajos extraños, me tocó hacer entrevistas, decidir quien entraba y quien no... es tan complicado, sobre todo cuando sabes que has estado del otro lado. Te deseo mucha suerte, y espero que poco a poco se haga más leve.

Ladahir Mebarak Haddad dijo...

Pasé a leerte, pero no quise dejar comentarios.

Pequeña Saltamontes dijo...

Ps... sí, a veces pasa.

A veces te toca estar del otro lado.

Aprovecha e identifica los errores que te hacen no aceptar a un aspirante para que no los cometas tú en el futuro.

Y no me lo tomes a mal... de verdad que deseo que te quedes en tu actual empleo mucho, mucho tiempo :)

Yareli dijo...

Por eso voy a ir a pedirte chamba jiji, corazoncito de pollo!

Darina Silverstone dijo...

Mar... Como dice Luna, no creo que tenga nada de malo ser sensible.

Luna: Bienvenida eres, visita el templo cuando gustes... Cada comentario es una velita encendida.

Hola Irais... Pues de principio piden mi opinión, aunque al menos no soy del todo la responsable... eso está bien para mi.

Ladahir: Gracias.

Saltamontes: Si, para eso estamos en esta vida... para aprender.

Yare: francamente no creo que tengamos empleos para poetas...

pero preguntaré.

D.