Darina con alas

Careless girl

15 julio, 2008
Siempre he sido descuidada.

He sido descuidada al masticar mi cereal.

He sido descuidada al llevar mis trenzas al escuela.

Y llevaba la corbata de la escolta torcida.

He sido descuidada con el encaje de mis calcetas.

He sido descuidada con mis relaciones sociales, amistosas, románticas y... demás.

He caminado por calles oscuras sin mirar sobre mi hombro.

Y hoy, mientras caminaba a casa, Miguel, el guardia de la empresa donde trabajo me dijo: "¿Por qué tan distraída?" en la noche, apenas y lo reconocí, pero le respondí...

"Siempre camino así, de hecho lo que es sorprendente es que siga viva"

D.

5 comentarios:

Mar dijo...

Sí, eso sospeché. Del tipo de personas que mantiene la cabeza sobre el cuello, gracias a las conexiones musculares y óseas que la sostienen allí. Si no, también te habrías descuidado y la habrías perdido.

Ser descuidado tiene sus ventajas, digo yo. Yo fui descuidada con mi cabello por mucho tiempo (bueno, más que ahora) y me ahorré mucho dinero, que ahora gasto en planchados, gel, pasadores y todas esas cosas.

Yo digo.

LAGARTO dijo...

MAR TINE RAZON SER DESCUIDADO TINE SUS VENTAJAS Y TAL VEZ POR ESAS VENTAJAS COMO TU DICES SIGUES VIVA ....

Anónimo dijo...

A las mujeres se les permite ser descuidadas, a los hombres no.
VITO CORLEONE: EL PADRINO, parte I

Pequeña Saltamontes dijo...

Es lindo ser distraído.

Eso creo a veces. Pero es molesto cuando prometes algo y por distraída luego no lo recuerdas.

Pero creo que no es lo mismo que descuidado.

Sólo que en este momento no sé cuál es la diferencia.

Darina Silverstone dijo...

Mar:

¿Cómo lo sospechaste?

Lagarto:

Si. Algo tiene que ver...

Anónimo:

Eres grande, Vito...

Pequeña Saltamontes:

Quisiera recordar donde dejé un disco importante... justo ahora.

D.