Darina con alas

La gloria de los perdedores

23 julio, 2008
Los genios tienen un destino común: una cadena de éxitos enlazados. Un montón de golpes de suerte. La fortuna, el éxito, el bienestar de los hombres.

Los perdedores, por el contrario, tienen vidas disímiles, con personajes variopintos, biografías sangrantes y sarnosas, dificiles de leer, como la piel descarapelada de un tatuaje, como agujeros en las orejas, como cicatrices en las rodillas.

Los perdedores son los que conocen a la gente más extraña, los que andan en los sitios más malolientes, los que son una bolsa de basura ambulante, pus, sangre, rastrojos...

Son los Periquillos Sarnientos, los Oliver Twist, los Huckelberry Finn, los Fito Pérez...

Incluso son los Quijotes.

Esos que luchan contra molinos de viento. Que siempre se quedan con las ganas de besar a la chica. Esos que eran Sabina de joven.

La gloria de los perdedores es tener buenas rolas, escribir bonitos libros y quemar grandes hogueras, que a veces mueren en la noche sin ser vistas.

El alma humana carbura tan bien o aún mejor que la madera de ocote.

La tristeza deja un sabor más dulce que la resina.

A veces me gusta escuchar canciones de perdedores. De gente que está en el agujero. Leer sus libros y bañarme en su gloria.

A veces pienso si podría hacer de mi propia vida una oda a los fracasos.

A veces.

D.

2 comentarios:

LAGARTO dijo...

PUES...TIENES MUCHAS RAZON EN VARIAS COSAS LOS PERDEDORES MUCHAS VECES SON MEJORES QUE LOS QUE SE SIENTEN GANADORES POR QUE SON GANADORES Y NO PRESUMEN NI LO ASUMEN ...

Pequeña Saltamontes dijo...

No sé... para mí los perdedores son personajes grises que han arruinado su vida y viven lamentándose por ello en vez de hacer algo por cambiar sus circunstancias.

Y si acaso intentan algo, lo hacen por la vía fácil y generalmente metiéndose en más líos.

Creo que los perdedores que mencionas son de los pocos afortunados a los que el dicho "los últimos serán los primeros" les hace justicia.

O no sé... en realidad sólo conozco a Oliver Twist, que tuvo final feliz.