Darina con alas

Enamorar a una poeta

28 junio, 2010
Nota aclaratoria: En esta entrada uso la palabra "poeta" como femenino, en lugar de "poetisa", que es el correcto... Lo que sucede es que nunca me ha gustado como suena y me tomo esta licencia poética. Disculpen las molestias que esto pudiera ocasionarles.

Si enamoras a una poeta... ten cuidado.

Las poetas son seres peligrosos.

No es que sean malos, pero son peligrosos.

La culpa la tiene esa intoxicación de palabras que traen en la sangre... Tantas horas de leer textos tristes no pasa en vano: la Pizarnik, la Ajmátova, la Storni, la Ibarbouru, la Plath... todas esas voces se quedan grabadas en las paredes: fantasmas.

Si enamoras a una poeta debes saber que tienden al drama. Que lloran, gritan, maldicen. Debes saber que a veces se quedan catalepticas o se emocionan con un atardecer.

Si te enamoras de una poeta... ten paciencia. Se dulce. Ten a la mano plumas y lápices, incluso pinceles, brochas, marcadores... ¡Quién sabe! a lo mejor algún día encuentras una elegía a un mechón de tu cabello en las paredes de la sala...

Si te enamoras de una poeta y ella se enamora de ti, podrás recibir a diario mensajes de amor y de odio en tu teléfono, sin costo adicional.

Si una poeta te odia, tan grande será su odio, como enorme haya sido su amor. Tan destructiva la fuerza de su desdén como largas las odas al brillo de tus ojos...

Y es difícil amarlas. Porque amar es difícil. Pero si te enamoras de una poeta (si te enamoras de mí) al menos prometo que no te aburrirás.

D.







7 comentarios:

Juan José Mérida dijo...

No me causo problemas esa licencia poetica. Espero que a todos nos toque alguna poeta.

Saludos cordiales.

médico del alma dijo...

:-O me tomo otra licencia, ésta para preguntar:

está usted enamorada miss. D?

un abrazo

Rino Bod dijo...

Es una buena noticia, para todos los que les gusta el peligro.

Y tienes razón, muchas de ellas son trágicas. Supongo que también son un peligro para sí mismas

historyzar dijo...

Bastante curiosidad me provocó el título de la entrada que tuve que leerla enseguida...

Yo creo que, finalmente, si te enamoras de una poeta... te enamoras de miles de figuras pintadas al viento con el pincel del corazón, te enamoras de miles de fantasías reunidas en una sola realidad.

Me gustó tu entrada, saludos.

Yareli dijo...

Señorita peligrosa...

Me encantó su entrada, ya sabe.

:)

Darina Silverstone dijo...

Juan José Mérida:

Menos mal que no le ha causado perturbaciones mi licencia...

Médico del Alma:

Mi estimado profesional de la salud del alma...

No, no estoy enamorada de nadie...

Aunque... (y esto será tema para otro post)

Rino Bod:

Si, caray...

Tiene razón, Rino.

Historyzar:

Gracias por pasar a visitar... Y que bueno que te haya gustado.

Yare...

Ya sabes que lo hice con mucho cariño para ti y para todas las poetas del mundo.

D.

j maria castanho dijo...

Décimo Sétimo Cálice


Sobre o azul das cadeiras
Um ágil miosótis saltita
Alinha livros, limpa prateleiras
Cujos meneios são mil maneiras
De pôr o pó fora dessa palafita.

Aldeia dos lótus em flor
Siando à tona do olhar
Brancos, porém criando vida e cor
No horizonte desse teimoso leitor
Que decifra sentidos no imaginar.

Repõe a ordem nos fugitivos
Expulsa os intrusos do lugar
E se alguns são mais activos
Dá-lhes refrega e põe-nos cativos
Ordenando-lhes a onde ficar.


É autoritária esta serviçal
Dominadora perante residentes
Exigindo aos súbditos renitentes
Que assumam a sua posição real
Na estante, antes que lhe suceda mal.

E eles, livros perdidos, em jeito cru
Submissos, intérpretes do conhecimento
Acatam a catalogação em CDU
Como soldados em missão na ONU
Ou em serviço maior do seu regimento...


Tu prà'qui, tu prà'li, em fila, marchando
Pondo acerto no passo e tino nas maneiras
Que aqui, ao alto subida nestas cadeiras
Não há outras leis nem demais fronteiras
Pois que aqui, sou eu quem mais mando.

E perante essa razão incontornável
Sobre aqueles na reticência activos
Eis que Arina, o Sol da tarde perscrutável
Assume por momentos
As semelhanças e movimentos
De uma arrumadora de livros!