Darina con alas

Una idea es como un virus: Inception

31 julio, 2010
Bueno, ya hay muchas crónicas y reseñas de "El origen", así que más bien voy a partir de lo que me ha provocado esta película...

El tema de los sueños parece ser una obsesión de muchos: hay muchas razones para ello... es realmente fascinante pensar en un sitio donde lo que conocemos como las reglas son susceptible a ser dobladas...

Pensaba en eso porque una de las personas a las que sigo en Twitter ha estado compartiendo sus reflexiones sobre su interés en poder controlar sus sueños, con sugerentes mensajes en donde deja entrever que, antes de dormir, se "programa", con al finalidad de inducir las temáticas de sus sueños.

Alguna vez también leí que, si durante la vigilia te acostumbras a preguntarte, ¿esto es un sueño? finalmente podrás hacerlo mientras sueñas... y si descubres que estás soñando, podrás cambiar a voluntad lo que ocurre en el sueño.

En el caso de Inception, creo que la verdadera y virulenta idea que implantan en nosotros es esa duda de pensar si será posible "navegar" en los sueños y no dejarlos al arbitrio de nuestro inconsciente.

Por cierto Inception no me pareció tan genial... coincido con El Quinto Beatle al decir que tiene algunas fallas estructurales: es una mezcla de Misión Imposible, Ocean Eleven y Matrix.

El éxito consiste en, tal como lo dice la película, hacer el truco tan rápido que no te des cuenta de ello...

Divertida y buena para un fin de semana lluvioso.

D.

1 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Creo que las personas que pueden controlar sus sueños se llaman onironautas.

Tengo un conocido que afirma serlo.

Escribió en su blog esto al respecto.

A mí me pasaba cuando era niña, pero me pasó muy muy pocas veces.

Otro amigo que es estudiante de sicología se hace "chequeos de realidad", lo que me recordó eso de preguntarse "¿esto es un sueño?".

Habría que ver qué pasa :P