Darina con alas

El valor del lenguaje

02 agosto, 2010
Cuando me decidí a estudiar comunicación no entendía en realidad el potencial interpretativo de la realidad que da el conocer el lenguaje.

Sin embargo, conforme comencé a estudiar más la teoría semiótica y, principalmente, cuando reflexionaba con la ayuda de otros autores sobre el hecho innegable de que la razón existe gracias a que hay un lenguaje para plasmarla, me ayudó a entender un poco mejor el mundo.

Ayer, mientras platicaba con un amigo que llegó de Edimburgo, pensaba en las relaciones que había establecido E. usando otro idioma para relacionarse... No pude evitar pensar que, las estructuras de pensamiento con las que se relacionaban tenían variaciones respecto a la manera en que hablaba conmigo.

Y es que al adentrarnos en la comprensión de un idioma, nos adentramos en la cultura misma que lo utiliza.

También resulta interesante reflexionar en el hecho de que en el mundo parece haber idiomas "de primera, segunda y tercera" categoría, como si el valor de las culturas que los produce tuviera menor o mayor valor...

Al respecto, platicaba con M. que, cuando tuvo un jefe Filipino, a este le daba pena expresarse en su idioma con otros trabajadores que también lo hablaban, pues, estando en un país ajeno, sentía que hablar en su idioma natal era degradante.

Sea cual sea el idioma que utilizamos, el lenguaje nos define y nos sirve para definir, categorizar, juzgar, evaluar, medir, comunicar y tantas otras cosas que conforman la razón y hasta la emoción humana.

D.

2 comentarios:

Juan José Mérida dijo...

Excelente, lo mismo creo, el lenguaje nos define. Algo que siempre he admirado de la mayor parte de mi familia es que a pesar de no haber cursado más que la educación básica tienen un amplio vocabulario de palabras abstractas, y no tanto onomatopéyicas que son las que genralmente utilizan las personas de poco estudio.

Y bueno, hoy en día a los adolescentes de clase media les fascina hablar -y sobre todo,escribir- como si tuvieran cierto retraso.

Lo de ese jefe Filipino no es un hecho aislado, en México, ¿Cuántos indígenas no dejan de hablar en su idioma -que no dialecto-, por vergüenza?

Saludos cordiales.

Darina Silverstone dijo...

Juan José:

Si, hacia allá se dirigió nuestra plática, que muchos de los idiomas que se hablan en México no tienen su reconocimiento como tales y se les entiende como dialectos...

Gracias por el saludo.

D.