Con tres dedos y dos palitos

03 febrero, 2011
Nunca había comido Sushi. Se me hacía un platillo bonito, pero no entendía el encanto de arroz mojado y pastoso.

Lo crudo tampoco es mi hit.

Pero algo del ambiente me intrigaba, así que lo consideré como una experiencia interesante.

En esta ocasión el afortunado pescado que fue degustado fue Salmón. Creo que lo que más me gustó fue la mezcla de queso y pepino...

Lo único malo fue que nunca le tomé el truco a manejar los palillos.

Habrá que repetirlo hasta lograrlo.

D.

3 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Al comer con palillos entiendo por qué la gente acostumbrada a comer con ellos es delgada.

Es tan difícil que comes muy despacio y de seguro quemas calorías en el intento :P

Orson dijo...

Un consejo no pedido y que no importa: Haz palomitas de maíz y cómetelas con palillos. En poco tiempo los dominarás.

Darina Silverstone dijo...

Pequeña Saltamomtes:

Si, tan sólo de intentar la posición correcta quemé varias calorías.

Orson:

Parece una buena estrategia!

La intentaré, muchas gracias.

D.