Sobre la fealdad

11 abril, 2011
Desde pequeña me intriga la belleza. Pensaba en ella como una abstracciòn, como una meta. Pero últimamente he tenido ocasiòn de pensar en la fealdad.

La belleza tiende a establecer canones, a reglamentarse, a parecerse en cierta época y lugar: lo que es considerado bello se estandariza.

Sin embargo, lo feo tiende al caos. No parece haber forma de estandarizarlo y cada feo es feo en su forma única y específica. La belleza, sin embargo, puede describirse con más sencilles "Ojos grandes, nariz fina, boca de ensueño..."

La fealdad puede expresarse de tantas formas... la decoloración, variación, irregularidad, depresión, prominencia, agudeza, redondez, rugosidad, burdos acabados de los trazos físicos y corporales; así como de las formas en general (no sólo las personas, sino también los animales y las cosas pueden ser feas), son tantas y tan diversas, que tienden al infinito.

La ciudad de México, por ejemplo, está llena de ejemplos de fealdad urbana... y aún así, en su peculiaridad resulta interesante perder la mirada en la fealdad, sumergirse en los abismos de lo que rompe en canon, maravillarse del encanto de la fealdad.

D.

2 comentarios:

JM dijo...

Tocas diferentes perspectivas en cuanto a ambas abstracciones,belleza y fealdad están ligadas, coexisten y tienes x ejem. q desde épocas remotas como la antigua Grecia se consideró bello lo simétrico, lo que guardaba la proporción aurea anyway al final yo interpreto q con todo y lo feo q puede ser la cd. de México dentro de ese ápice de fealdad se rescata algo bello. Saludos.

Darina Silverstone dijo...

Lo asimetrico puede ser tan bonito!

Gracias por la visita

D.