Darina con alas

Piel de oso

25 septiembre, 2011
Osos. Grandes, atemorizantes, peludos. Aunque los niños los usan para dormir en sus amables representaciones con narices rojas o de botón, los osos son rudos.

No se puede estar en el equipo del Salmón y en el equipo del Oso al mismo tiempo. Tiene uno que decidirse, tomar partido, ser conciente.

Pero en presencia de un Oso es poco lo que se puede hacer. Tienen grandes ojos marrones o negros, que parecen recorrerte completamente. Algo de miedo te invade y no sabes exactamente la magnitud de su abrazo.

Su oído y su olfato es finísimo, por lo que no es de extrañar que hagan gala de esto  en su vida diaria... Eligen cuidadosamente y son prevenidos.

Los osos también pueden alimentarse de frutos, así que su dieta puede considerarse omnívora...

 A veces, viendo cuadros del hombre primitivo, me pregunto como sería ese primer hombre que se enfrentó a un oso. ¿Qué afán lo hizo enfrentar al oso? ¿Por qué era tan importante llevar su piel?

D.

1 comentarios:

Alejandra M. Fimbres dijo...

Sin sentirme conocedora del tema, ni mucho menos... Creo que para el hombre primitivo era inminente protejerse del frío. Y seguramente fue todo un reto ingeniárselas para vencer a un oso y después... desollarlo. o_O