Darina con alas

Life is a rolling green point

15 noviembre, 2011
Dejé de escribir en twitter cerca de 12 horas y un amigo se preocupó.

Eso me preocupa a mi: la verdad es que no sé en que momento me dejé llevar por la constante necesidad de actualizar un estado y me convertí en ese ser "conectado 24/7" del cliché.

La verdad no siento aprehensión, pero como mi trabajo se relaciona con la información, el cúmulo de trabajo generado en mi ausencia si llega a pesarme.

Otra cosa que me sucede con cierta frecuencia es la impaciencia ante fallas técnicas...

Recuerdo que en mi lejana adolecencia llegaba a conectarme hasta 20 veces en una noche a la conexión telefónica sólo por un segundo más de estar con él (Música triste de violines, por ser tan cursi y por usar tecnología de los 90 para romancear a distancia)

Eso se traducía en cuentas de teléfono muy altas.

Pero eramos felices... en cambio ahora cualquier interrupción provoca disgustos, pese a que son cada vez menos frecuentes.

La vida es lo que pasa mientras miras crecer las barras de conectividad de tu teléfono, rogando porque esa llamada salga.

Es un terror vivir al pendiente de eso, sin asomarse siquiera por las ventanas. ¿De que sirve tener un tempano de hielo en un corporativo si no puedes ni abrir una ventila, ni asomar la nariz al ver la niebla?

El mundo está cada vez más enfermo y triste.

A veces no sé si quiero seguir este camino. A veces no sé si hay camino de regreso, vuelta en U o sólo queda seguir avanzando.

A veces no sé si soy un punto verde, rodando sobre si mismo.

D.





3 comentarios:

Anhelo dijo...

Ya veo que a ti también te da la levedad.

Pequeña Saltamontes dijo...

Nos acostumbramos muy rápido a la conectividad...

Yo no tenía internet en la casa y no sentía que me hiciera mucha falta.

Ahora que tengo, no puedo despegarme de la lap... y no me imagino la vida como antes.

Sí que es preocupante.

Darina Silverstone dijo...

Anhelo:

Si! Insoportable.

Pequeña:

Hoy escuchaba una estadística al respecto: al aumentar la conectividad, aunmenta la actividad cerebral... No es que sea mejor, es sólo que descansas menos.

D.