Darina con alas

La conciencia colectiva del deseo

11 diciembre, 2011
Una verdad muy cierta es que, cuanto más tienes, más quieres. Así ha sido en la historia de la humanidad y el hecho se sigue repitiendo, quizá porque en enriquecimiento de unos cuantos por encima de la mayoría.

También es cierto que, lo que tú tienes tiene su valor y siempre será deseable para alguien con menos aspiraciones que tú.

El espejismo de la felicidad consiste en saber que lo que quieres, siempre estará "allá", en un horizonte imposible de alcanzar, que se escurre casi entre los dedos y se vuelve una meta más lejana una vez que te aproximas o incluso cuando lo tocas.

Nuestro eterna inconformidad nos mantiene moviéndonos a base de deseos incumplidos, de aspiraciones posibles, de prospecciones a futuro.

La brecha para alcanzar tus objetivos se abre en relación a tu condición socio económica y al potencial de tu entendimiento de lo que significa alcanzar una meta.

D.

3 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Muy cierto mi estimada Darina, muy cierto.

¿Quién nos entiende? Renegamos de lo que tenemos anhelando más para luego añorarlo cuando lo perdemos.

Somos complicados u_u

F.K♥ dijo...

muy buen blog!
por favor visita:
Fashionatted.wordpress.com

besos

Lumediana dijo...

"También es cierto que, lo que tú tienes tiene su valor y siempre será deseable para alguien con menos aspiraciones que tú.” aunque la sociedad se ha encargado de hacernos sentir culpables por no tener aspiraciones, considero eso el lujo del siglo, y un patrimonio del alma de un valor incalculable, la maldición del deseo satisfecho es engendrar uno nuevo, y con él, ese eterno vacío que jamás será satisfecho hasta que comprendemos la verdadera procedencia del deseo.