Darina con alas

Guapa, guapa, guapa

28 noviembre, 2012
Alguna vez me he preguntado que se sentirá ser anormalmente guapa. De ese tipo de guapura que los demás se detienen a mirar en la calle. No simplemente "bonita", sino "totalmente bella".

Yo a veces amanezco sintiendome bonita. O alcanzo ese grado tras un rato de pinturas y elección de la ropa adecuada y sentadora... pero sigo lejos del canon de belleza.

Y sobre todo me pregunto ¿qué haría para vivir, si realmente fuera muy muy guapa?

¿Intentaría aprovechar cada una de esas oportunidades que están pintadas para las guapas¡

¿Buscaría una pareja para que mi seguridad económica dependiera de mi cuerpo y mi rostro?

¿Tendría un trabajo de modelo, edecán o algún otro, que me convirtiera en objeto de decoración y deseo?

Me intrigan esos trabajos cuyo chiste consiste en pararse en tacones 7 horas y sonreír. Me parece que nunca podría funcionar para mí...

Sin embargo sé que esos trabajos existen. Y más aún: sé que algunos son muy lucrativos.

Ser guapa paga. Y paga bastante bien.

Para algo a lo que todo el mundo aspira, las bonitas a secas no representamos una competencia: trabajaremos entre 20 a 30 años, sin que nadie nos note.

Pero las guapas serán jarrones vistosos junto a los jardínes de Babilonia.

D.

0 comentarios: