Darina con alas

Demasiadas palabras

22 mayo, 2014
Hoy sentí que tenía demasiadas palabras, que estaba a punto de emborracharme de ideas, que tiraba letras por la boca y miles de pensamientos me fluían por la mente, brincando y estrellándose sin orden ni concierto.

El problema era darle salida, crear alguna armonía de aquel caos, dominar la marabunta, reconciliar la cabeza con el corazón y ser, simplemente.

No conseguía fluir, que en este caso era lo más importante.

Regalé Oriente y Occidente a un cuentacuentos y ahora no sabré como termina.

Porque cada decisión que tomas va contando una historia distinta. Cierras una puerta y entras a otro lugar.

Simplemente eliges.

Eliges la historia. Eliges las palabras que la contarán. A veces hasta eliges a quien contarla. Y esa persona también toma elecciones de tus letras. Todo se va depurando, transformando, converge y se bifurca.

Es un camino que se continúa y se separa del caos de tinta negra.

Las letras van tomando su propio ritmo y dejan  de ser un amasijo oscuro.

Es la teoría del big bang vuelta una nueva línea narrativa.

Y yo acá, hilando, nueva Penélope de sueños por venir.

D.

0 comentarios: