Darina con alas

El gran Lebowski

04 mayo, 2014
Desde hace años a mi hermana le digo Dude, por la película "Dude, Where is my car?", que a decir de las dos es tan mala, que es buena...

Lo que no sabía es que el título mismo de esta película es una especie de homenaje a otra película que podría entrar en esa rara categoría: de tan mala, es buena (muy buena, diría yo)

Todo empezó una noche de viernes en la que, para variar, no había plan... y yo hacía el recorrido habitual por Netflix.

Recordé que uno de los algoritmos más raros era lograr que Netflix te recomendara "El gran Lebowski", así que, sin saber de que iba la película decidí tentar al destino y verla sin más miramientos: eso de esperar a que el destino se ponga de mi parte no siempre funciona (o a veces simplemente tarda demasiado).

Así fue que conocí al original Dude, un tipo desempleado que vive en California sin tener más aspiraciones que ganar en el torneo de boliche local y evitar que se metan demasiado con él.

Esta forma de ser hippie parece funcionarle bien hasta que un par de tipos llegan a destruir su casa al confundirlo con otro tipo del mismo apellido: Lebowski.

Sólo que el otro Lebowski es un millonario con una esposa que se mete en muchos problemas: Bunny, una joven mucho menor que él, ex trabajadora de la industria pornográfica, que es un espíritu libre...

Jeffrey Lebowski se presenta frente a su homónimo millonario para solicitarle que, por lo menos, le reintegre su alfombra, ya que le tenía mucho aprecio (realmente completaba el mobiliario de su pequeño y decadente departamento). Así, el personaje interpretado por Jeff Bridges se verá inmerso en una complicada historia de enredos que involucra un millón de dólares perdidos, investigadores privados, una artista conceptual vaginal y muchos tragos "rusos blancos".

La historia tiene un final más o menos inesperado y una muerte no planificada que toma al espectador por sorpresa... Al menos yo todavía no me recupero.

No sé decir si es una joya de la cinematografía, pero me hizo reír mucho. Cuatro estrellitas y media.

1 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

El eslogan de TCM es "películas que ya deberías haber visto" y siento que ésta es una película que ya debería haber visto.

La pasarán el sábado 17 de mayo a las 9:00 pm.

Espero no olvidar verla :P