Darina con alas

Tinder: el amor en tiempos del catálogo de zapatos

06 mayo, 2014
En febrero, cerca del día 14, me llegó un comunicado en el que me invitaban a conocer aplicaciones para "encontrar el amor".

La curiosidad me llevó a instalar Tinder: una aplicación que funciona con geolocalización para encontrar personas solteras en tu área. La idea es que inicialmente sólo ves 5 o 6 fotos del prospecto, así como una biografía breve (extraída de tu perfil de FB) y los gustos que podrías tener en común con personas solteras.

Si le das "palomita" a un prospecto y a su vez él o ella le dan "palomita" a tu foto, "It´s a match". Se abre la posibilidad de chatear con los prospectos...

¿Qué puedo decir de mi experiencia en Tinder?

La frivolización de la elección de pareja lo hace muy "sencillo". Ves docenas de fotos y después de un rato empiezas a palomear o a tachar sin pensarlo demasiado. Creo que para las chicas es mucho más sencillo entablar alguna conversación: llegué a tener "Match" con una docena de tipos.

De ellos dos fueron muy directos respecto a sus intenciones (let ) y recibieron un bloqueo casi inmediato. Con uno pude platicar un poco más y me invitó a salir ese mismo día. (Lo rechacé por parecerme algo precipitado, pero después acepté comer con él antes de ver a unos amigos en una cita... bueno, no hablaré de esa cita).

El último de mis contactos fue el que mejor resultó: una persona agradable con quien he podido charlar más de una vez. Después del mediano éxito obtenido desinstalé Tinder.

¿Por qué?

Es bastante "enviciante" estar revisando fotos de personas, como quien elige de un catálogo amplio y bien provisto. Pero siendo realistas no vas a entablar relación con todas esas personas. Las fotos no son muy confiables y realmente se encuentra uno historias perturbadoras (luego les contaré de mi primer Tinderdate)

Creo que es un mundo bastante peligroso y escurridizo. Ya padece uno bastante con las citas con personas que "aparentemente" conoces.

D.



1 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Cuando en algún tuit lo mencionaste me dio curiosidad y fui a ver qué onda, pero no me latió instalarlo por aquello de tener que sincronizarlo con Facebook.

Y bueno, se encuentra de todo, como experiencias anteriores en sitios para conocer gente me enseñaron.

Si te preguntan "¿tienes webcam?" o "¿te consideras atrevida?" segurito quieren que les enseñes algo.

En fin... esperaré la publicación sobre esa Tinderdate :)