Darina con alas

Una historia por contar

08 mayo, 2014
Las historias son como el agua.

Forjan sus propios caminos y a veces se escapan de la boca sin que lo notemos. Se filtran. Se escapan de nuestras manos.

Los cuentos buscan sus caminos. También son virales y parecen tener vida propia.

Así fue como se me escapó de las manos el libro que leía: Oriente y Occidente, de Salaman Salman Rushdie.

Yo había comprado "Oriente y Occidente" en el Remate de libros del auditorio de este año.

Esperaba leerlo por los dispares comentarios que había leído de su obra y había disfrutado mucho la sección de "Oriente" de su libro. Avanzaba ya a buen paso cuando tuve que ir a buscar mi paga.

Iba de regreso a casa y leía uno de los cuentos de la sección de "Occidente"  cuando una voz me sacó de mi ensoñación literaria...

"Diiiiicen que cuando el hombre nace ya lo sabe todo. Que tiene en sí toda la sabiduría. Pero justo en el momento de nacer un ángel lo besa en la boca y pierde la memoria. Entonces la vida del hombre se trata de recordar... ¿Qué sería de los hombres si el beso de ese ángel no fuera tan apasionado?

Era un cuenta cuentos al que ya me he encontrado alguna vez en el metro. La vez pasada le regalé una libreta en blanco.

Esta vez no tenía nada que regalarle hasta que pensé...

Revisé rápidamente las hojas que quedaban de mi libro de cuentos: menos de 20. Algunas venían en blanco (no había revisado que, al ser un saldo, algunas de las hojas del libro estaban vacías)

Los cuentos que yo había leído, en cambio, valían la pena y ya había desquitado por mucho el precio que pagué por ese ejemplar.

Tras verificar que no fuera ningún papel, documento importante o (como ha sido el caso alguna vez) mi cheque completo entre las hojas, le tendí el libro al cuenta cuentos en cuanto pasó por mi lugar.

- ¿Estás segura? - Preguntó.
- Estoy segura.
- Será un trueque... - dijo, con su voz afectada y teatral - Te regalaré otro libro la próxima vez que te vea. ¿Es un trato?
- Trato hecho.

Y así fue como el cuenta cuentos ganó un nuevo libro de cuentos para su colección.
Los usuarios del metro podrán ahora conocer la historia de las zapatillas de rubí, o el pelo del profeta.
Yo gané una historia para contarles.
Y todos salimos ganando.

D.

1 comentarios:

mynn r. dijo...

feliz cumpleaños!! he encontrado el camino de regreso, pero tu casa no es como solía ser...

un abrazo!!