Darina con alas

Daddy Issues

19 junio, 2014
Este post debió salir el día del padre, pero ha sido una semana complicada entre el Mudial. Cannes y la tarea de Contabilidad... Así que les contaré un poco de lo obvio...

La figura del padre, que aparentemente debe de ser una figura muy especial para las niñas ("la nena de papá, la princesita de la casa, la consentida de...") es algo lejana para mí.

Creo que todos sabíamos en casa que la rutina de policía bueno y policía malo tenía a mi papá como el malo, así que en general no querías meterte con la autoridad.

Además la convivencia con él era bastante limitada debido a que tenía extenuantes jornadas de trabajo. Quizá empecé a fijarme más en la figura de mi padre como a los 12 años. Preguntarme un poco más que hacía, a donde iba con ese portafolios negro y esa chamarra de cuero.

Aún así muchas veces era un misterio.

Más callado y menos expresivo que mi madre, mi papá siempre gustó de la música de los Doors, de Oscar Chavez, de la lluvia, de fumar y sacaba a veces a bailar a mi mamá al terminar una larga semana de trabajo.

También llevaba tacos. O a veces huaraches. O nos invitaba un café.

No recuerdo haber sido la niñita de papá, pero se le llenaron los ojos de lágrimas en mis quince años y se le quebró la voz al punto de no poder decir el discurso completo.

Y este día del padre, cuando le llevé un regalo modesto, también se enterneció. ¿Nos hacemos más suavecitos con los años?

Quizá también los Daddy Issues se vayan desvaneciendo. Quien sabe.

D.

0 comentarios: