Darina con alas

El hombre desnudo: una aproximación personal

09 junio, 2014
"Venimos a ver hombres desnudos, no perros..." aseguró una expectadora muy segura de sus intereses al ingresar a la que se ha convertido en "polémica" exposición "El hombre desnudo" que estará todavía disponible para su disfrute en el Museo Nacional de Arte hasta el 17 de junio.

A diferencia de otras exposiciones a las que he acudido en el MUNAL, no vi tanta efervesencia por ir a ver a "El hombre desnudo". Morbo si había, entre la moderada cantidad de asistentes. Algunos en pareja, otros solitarios como yo, además de ver la exposición disfrutabamos las diversas reacciones de los otros.

En las parejas de hombre y mujer, además del gozo estético, había una pizca de celos y quizá cierta comparación entre los hombres que allí se retrataban... Y eso que puedo asegurar que no había figuras que representaran propiamente un arrebato erótico: si acaso un escarseo ligeramente homosexual.

Las más de las veces se trataba de el hombre que hace. Está desnudo, eso sí, pero está haciendo algo: caza, lucha, nace, muere.

El hombre se retuerce en el dolor o se baña en la gloria de los ángeles. La desnudez no lo define, sólo es parte de la pose que mantiene, como si dijeramos "exposición de hombres con brazos extendidos".

Hay cuadros y esculturas muy bellos. Están expuestas 171 obras en esta exposición y la selección del museo de Orsay va de lo puramente anatómico a lo francamente etéreo.

Quién ha visto a un hombre desnudo, podrá constatar que en su fragilidad y fuerza se afirman los contrarios que hacen interesante al ser humano; además... es la posibilidad de disfrutar de obras que van desde el paisajista José María Velasco (que tiene un estudio de su época de estudiante en la exposición), José Clemente Orozco (a quien también vemos posar como modelo), Pablo Picasso (que también aporta un estudio=, Paul Cézanne, Auguste Rodin (impresionante escultura), Javier María, Dr. Lakra, Julio Galán... entre muchos otros.

Vayan a ver la exposición. Disfruten los cuerpos que están allí, antes de que sean polvo.

Cinco estrellitas, claro.

D.

 

0 comentarios: