Darina con alas

El libro de la vida: Piripituche de día de muertos

27 octubre, 2014
Mi abuelo contaba la historia del Piripituche, un platillo que se inventó en cierto restaurante famosillo de Tlacotalpan un día en que llegó a comer un señor muy encumbrado al lugar y ya no había nada... Así que el hábil cocinero le hizo un revoltijo con las sobras del día y resultó un platillo muy sabroso, al que a falta de mejor nombre bautizaron Piripituche.

Algo así me pareció la película "El libro de la vida", que parece una mescolanza de cosas bastante sabrosas y que podría causar una "indigestión visual" a causa de tantos colores, explosivas canciones pegajosas y mitos revueltos con historias que sí pasaron.

La trama va de algo muy sencillo: tres niños se conocen en un pueblo de México y los dioses, caprichosos como son, se juegan el destino del inframundo a las veleidades humanas. Luego, descontentos con los acontecimientos, empiezan a meter su cuchara.

Los protagonistas son Manolo, un niño que ama la música y es descendiente de una larga línea familiar de valientes toreros; María, hija del gobernador del pueblo y Joaquín, que vive bajo la sombra de su padre, un valiente y aguerrido héroe que defendió a la población del ataque de "El Chacal" un peligros bandolero.

Tras una serie de travesuras infantiles, el padre de María decide enviar a la niña a Europa "para que se eduque" y la separa de sus compañeros Manolo y Joaquín, quienes tienen que ir forjandose su propio destino, pero no dejan de ser amigos.

Cuando María regresa al pueblo los apuestos caballeros se disputan el amor de la dama, pero debido a la intervención de Xibalba, señor del inframundo, Manolo es mordido por una víbora y enviado a la "Tierra de los Recordados", donde habitan las almas de quienes murieron y tienen alguien en el mundo que los recuerda.

Allí estalla un delirio colorista que dejaría a más de uno mareado entre explosiones de colores, confettis y comida más apropiada para cena de "día de gracias". Manolo descubre que ha muerto en vano y no encontrará a su amada María en el inframundo, así que se embarca en una travesía para regresar a la tierra de los vivos y defender a su amada de "El Chacal", que nuevamente amenaza su pueblo.

A pesar de ser un platillo bastante apetitoso y disfrutable, si no sale usted empachado con tantos colores y revoltijo de culturas, mitos y tradiciones, puede darse una vuelta a ver "El libro de la vida".

Una de las cosas más controversiales que encontré al comentar con otros amigos esta película fue el uso de canciones en inglés y la falta de temas originales para la película. Hubiera sido buen detalle que ya entrados en riqueza se usaran temas originales o por lo menos en español.

Tres estrellitas.


0 comentarios: