Darina con alas

Madurar

14 octubre, 2014
La semana pasada una amiga me envió una foto. En ella salgo con un agujero en el pantalón.

Eso no es nada raro, porque es de mis días en la universidad y creo que no tenía tiempo para mirarme al espejo tan seguido.

La verdad nunca me importó gran cosa mi presentación en la escuela.

Pero al ver la foto me dio algo de pena. ¿Entonces iba con ropa rota?

Puse un comentario en FB sobre este pensamiento y me llegaron diversos comentarios sobre los agujeros... (Y era nuestra herencia una red de agujeros)

¿Es la ropa roída sinónimo de juventud, de inmadurez, de una declaración personal?

¿Es crecer aceptar que hay mejores formas de presentarse? ¿Se tiene que renunciar a cosas para madurar?

Luego, sobre el mismo tema... Leí una entrevista que le hicieron a José Luis Cuevas. Él decía: "Sólo las personas mediocres quieren madurar. Las personas realmente talentosas quieren conservar las virtudes de los niños".

D.

1 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Creo que es un poco aceptar que hay mejores formas de presentarse.

O quizá he visto ya demasiado programas de cambios de imagen :P

A mí no me gustaba usar pantalones rotos porque creía que llamaba la atención, pero era la moda entonces y alguna vez los usé.

Y quizá me contradiga, pero crecer y madurar también se relaciona con que te importe menos lo que piensan de ti, así que usas cosas que antes no usarías, como unos pantalones rotos.

Así que quizá madurar es un poco de todo lo que mencionas.