Otros idiomas...

07 septiembre, 2007
A veces creo que yo ladro en un idioma desconocido, porque no me puedo dar a endender con los otros perros del mal. A veces creo que ese error mío viene de una cuerda vocal, de un gemido animal, que no se expresa, ni se encuentra perceptible para el común de los mortales...

Se dice que los gatos sólo maullan para comunicarse con la gente, porque para comunicarse entre ellos, usan bufidos y sonidos guturales imposibles de imitar para el hombre promedio.

Yo estudie inglés y francés... pero de todas formas, comunicarme ha sido una labor muy ardua. No sé si se deba, como parece sugerirlo mi amiga Natalia, a algun trastorno de personalidad que me hace esquiva...

Pero definitvamente el don de lenguas no es el mío.

D.

5 comentarios:

Natalia M dijo...

ja! chale tenías ke evidenciar mi falta de ética pa andar diagnosticando trastornos a lo pendejo, lo weno ke nomas son de personalidad :P

Mar dijo...

Jajajá, sí, Natalita! yo soy testigo ahora de tu falta de ética profesional, y según el artículo no sé cuál de la ley general de salud eso constituye un delito!!! Ándele!

A veces pienso que el hombre sería más feliz si adoptara una forma de comunicación como la de las abejas, a través de secreciones nada más. Jajá, y así nos olvidaríamos de lo complejo que es el proceso de comunicación, de la expresión emocional, y todo lo que ell conlleva. Plaff.

Darina Silverstone dijo...

Perdona Nata, no sabía que era una grave falta a la ética... Menos mal que aquí nunca doy tu nombre real, que tal si te niegan el titulo por andar ejerciendo sin ser titulada...

Mar: Mmm... las secreciones me hacen echar a volar la imaginación demasiado... ¿Eso implica mucho grado de contacto entre las secrecioneso como? Ay...

¿Y si me dan pesadillas con abejas rondandome?

Je.

Cuidense chicas, necesito todo un equipo de trabajo para mis trastornos...

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

Bueno... eso nos pasa a todos alguna vez en nuestra vida.

Y yo, que suelo guardarme lo que siento, sufro mucho.

En fin, quizá tampoco tengo el don.

Darina Silverstone dijo...

Guardarse lo que uno piensa provoca gastritis, peque�a saltamontes...

Habr� que encontrar como expresarlo, aunque no sea a trav�s de las palabras.

D.