Darina con alas

De bibliotecas y cosas peores

13 marzo, 2009
- ¿En serio eres de esas personas que van a leer a las bibliotecas? - me dijo mi maestro de Photoshop con cara de espanto...

Bueno, la verdad NO soy una persona que va a leer a las bibliotecas... De hecho, cuando era estudiante me daban algo de flojera, me parecía que era un sitio espantoso para leer, de todos los sitos posibles (bajo de un árbol, tirada en el pasto, comodamente apoltronada en la comodidad de mi sofá, en la mesa con un cafecito y un cuaderno de notas, tirada boca abajo en la cama o en una hamaca...) Incluso leer en el metro me parecía una opción más aceptable.

Lo cierto es que, debido al volumen de libros que tengo que leer para el examen que presentaré en diez días y dado que ya no tengo las credenciales que me acrediten como usuaria de las bibliotecas donde están mis materiales de lectura, estos últimos días he tenido que ser uno de esos ratoncitos de biblioteca...

La imagen ya la tenía desde antes, pero como mencioné... siempre prefería leer lejos de las bibliotecas por variadas razones:

- Allí no puedo poner la música de fondo que se me antoje y el leer con audífonos puestos es molesto después de un rato... cuando uno se estira los cables se enredan...

- En los sitios donde me iba a leer generalmente nadie estrellaba otro montón de libros en mi mesa de lectura, ni tampoco tenían hábitos deleznables como abrir varios libros a la vez, para usar distintas hojas y dejarlos boca abajo (horror de horrores, eso me molesta mucho).

- La gente que consulta sus libros en la biblioteca generalmente tiene una tos seca de perro, carraspera o sorbe sus mocos... Eso lo he notado recientemente, antes no me daba cuenta... pero es muy molesto.

- Hay mucha gente que de verdad no va a sacar libros, a leerlos, ni a nada parecido... Van a un sitio donde "ningún alma viviente podría escucharlos" para contar chismes, resolver sus dramas existenciales o hasta cortar con el novio. También hay unos más que van a ligar (¿?¿?!!??!!) y que no hacen más que observar a la gente que entra, como si de escoger filetes en la carnicería se tratara... Otros se besuquean impúdicamente y hasta fajan con descaro. (Igual, signos de admiración e interrogación... Las bibliotecas no son lugares románticos, pesé a lo que pueda sugerir la escena futurista del novio universitario de Lisa Simpson).

Pero bueno... ya hice mis cuentas: el total de dinero que me he ahorrado al no tener que sacar copias de todos los libros que tengo por leer fue de aproximadamente $750.00, eso sin contar las filas para las copias, las infracciones por derecho de autor y el hecho de que las copias son feas (como objetos, no como un recurso... como recurso son muy provechosas)

Dios salve a las bibliotecas, pero queme en leña verde a los que hacen mal uso de ellas...

D.

7 comentarios:

David M. dijo...

Ja ja.

Igual, mi credencial que me acredita como usuario caduco este año.

Darina Silverstone dijo...

David:

A mi me dio mucha tristeza cuando mi credencial venció...

En realidad me gustaba mucho sacar libritos, sobre todo para leerlos de camino a casa.

Soy lectora de metro, mea culpa.

D.

Juan Carlos dijo...

jeje te quedó medio ñoño este post ,jiji

Anónimo dijo...

Ya dije que eres una ñoña?

Darina Silverstone dijo...

Juan Carlos:

Si, lo sé... es que no puedo negar mi naturaleza ñoña. ¿Eso será tan malo? Creo que está en mis genes.

Anónimo:

Si, ya me lo has dicho. Creo que yo no te he dicho que, en caso de que te moleste, hay miles de millones de blogs de gente que no es tan ñoña que puedes consultar y a quien puedes comentarle sin necesidad de que mueras de aburrimiento.

Viva la diversidad.

D.

Anónimo dijo...

:-O

Ella dijo...

Jaja sorry pero es que pude no haber dicho nada del post hasta que leí los ocmentarios, siempre me divierten las pelas en los blogs, es una lástima que durara tan poco. Pero mejor ya no digo nada porque me mandan a la lucha libre a ver peleas...De las bibliotecas no quiero saber nada en 42 días o para que quede más claro, hasta que me devuelvan la credencial castigada y conste que la castigada es la credencial y no yo.
Saludos