Darina con alas

Rafael Navarro: dulcemente perturbador

27 junio, 2009
Una de las razones por las que el día de ayer salí de mi madriguera fue para visitar el Centro Cultural España, donde (al menos hasta el día de ayer) se exhibían las fotografías de Rafael Navarro (Zaragoza, España - 1940) en la exposición titulada "Cuerpo y Luz".

Navarro perteneció a la generación de fotografos que participaron en el "destape" español tras la muerte de Franco; los que vean "Cuentame como pasó" ya sabrán algo sobre esta época, pero para los que no, les cuento que los españoles de repente se dieron cuenta de lo que se estaban perdiendo y quisieron recuperar el tiempo perdido.

Las imagenes de Navarro, por tanto, son abstractas, experimentales, juguetonas y sexuales, además de que llaman la mirada de manera muy poderosa, en diversos niveles de la percepción humana.

Sus dípticos, expuestos en el pasillo central del Centro Cultural España, parecen llamadas al inconsciente, como si pudieramos conocer el trasfondo de las cosas, exprimir con la mirada algo fantasmagórico y atraparlo con luces.

Algunas series, como "Tientos", provocan la excitación erótica con la sugerencia de momentos íntimos, pues es la mirada la que toca la piel y la devela; el descubrimiento es el contraste de las formas humanas con las diversas texturas que expone Navarro, sea piedra, seda o una sábana cotidiana, el descubrimiento te maravilla y estremece.

En cuanto a su aspecto lúdico, no pude evitar reírme y luego sonreír al mirar el "Poema fantasmagórico", pues al principio no capté la pieza y al develarla me despertó la sonrisa (una mujer desnuda en movimiento en unas escaleras, con un notorio efecto de barrido, como si el fotógrafo capturara en plena fuga un espectro femenino)

La fotografía me fascina por su contradicción entre lo público y lo privado, como en la serie de Patzcuaro de Navarro, fotos que fueron tomadas en el año de mi nacimiento, donde, sin palabras, Rafael Navarro nos develan parte de sus obsesiones y atracciones al tomar fotografías de lo que, en sus propias palabras es "un diario íntimo de un momento trascendental de su vida".

Pueden visitarlo en el Centro Cultural España, Guatemala 18, detrás de la Catedral Metropolitana, hasta el 23 de agosto...

Y si van, pueden aprovechar a pasar a la Galería de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, también ubicada en la calle de Guatemala en el número 8, donde hay otra exposición fotográfica de la colección de pago en especie.

Ah! Y por si se lo preguntaban: el acceso a estas dos exposiciones es gratuito, así que si viven en la ciudad de México sólo pagarán los dos pesos del boleto del metro de ida hasta la estación Zócalo.

D.

2 comentarios:

Yareli dijo...

Ñam, leí esto demasiado tarde, acabo de llegar del centro, bueno, no. Jaja, de miramontes de una fiesta, pero antes, del centro, hubiera sido bonito pasar a ver la exposición antes de la primera fiesta, saludoooos!

Darina Silverstone dijo...

Yare:

Como puedes ver, aún tienes tiempo de ir.

D.