Darina con alas

Tepeyahualco, tras las huellas del arco románico

21 marzo, 2011
Agua.

La que da la vida y propicia el desarrollo de la civilización.

Las guerras que vienen (las guerras que ya están, dirían algunos) son por el agua.

No es de extrañarse que, desde la época de la Colonia, el agua determinara la riqueza de los pueblos y el desarrollo de las civilizaciones.

Algo que podemos reconocer es que, durante la Colonia y con la mano de obra de miles de obreros anónimos, cuyos nombres no nos llegarán nunca, se realizaron grandes obras de arquitectura.

Ejemplo de esto es la Arquería Mayor, de Tepayahualco, que formaba parte de un sistema hidráulico que proveía de agua a varios pueblos en la zona de Otumba a Zempoala, por medio de un sistema de arcos románicos y aljíbes muy impresionantes.



En el pueblo de Zempoala puede encontrarse un aljíbe reconstruído, aunque un cronista de la región nos platicaba que la zona de la arquería requiere más investigación.

Aquí está la fotografía de la escultura del padre Tembleque, en Zempoala, Hidalgo:

 
No se pierda mañana, otra  historia del agua, que forjó una economía... con la historia del hombre que se convirtió en el más rico de la Nueva España gracias a que desvío un río y trajo una virgen de África...

D.

0 comentarios: