Darina con alas

La voz en el teléfono

30 julio, 2012
Sonó el teléfono de la oficina.

- Bueno...
No reconocí la voz y capté un acentro extranjero preguntando por mi nombre. No sé de donde era el acento, no soy buena con los acentos.
- Sí, ¿que deseaba? - me llaman a veces por motivos de trabajo. Otras para ofrecerme ofertas (pero en un call center no reclutarían a alguien con ese acento o quizá...
- Hola, quiero conocerte.

Quiere conocerme. Que amable, en realidad "siempre he dependido de la amabilidad de los extraños". Extraño.

- ¿Quién habla?
- *Ruido intelegible*, te vi en Facebook y quiero conocerte. Estoy de visita en México, sólo un par de días, para conocerte.

Quizá en otra ocasión, en otro momento de mi vida, eso hubiera resultado emocionante, pero...

- Le agradezco el interés, pero no voy a conocer a nadie de Facebook, disculpe. - Colgué.

El desconocido ya no hizo otro intento.

Me quedé pensando en algún momento de mi vida, en que habría indagado más en el asunto. Me limité a cambiar mi configuración de privacidad y a escribirlo públicamente... Así, de contradictorio como siempre.

D.


1 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Órale... qué loco.

Y qué osado el fulano... en estos tiempos no cualquiera se atreve a hacer algo así.

Pero bueno, por lo menos entendió y no volvió a intentarlo. Eso habría estado de miedo.