31 diciembre, 2014

Propósitos 2015

Como el año pasado estuvo bastante bien correteando los propósitos, vamos a enlistarlos para que no sea flaca la voluntad y esquiva la memoria. (¿Por qué, por qué, te muestras tan esquiva...?)

1. Retomar el yoga. Me hacía muy feliz.
2. Practicar con la cámara Reflex.
3. Volver a escribir cuentos, cuentitos y cuentotes.
4. Participar en talleres, para que más gente lea y critique los materiales.
5. Enviar los cuentos a concursos.
6. Regresar a colaborar en otros medios.
7. Terminar la maestría.
8. Mejorar mi inglés.
9. Retomar el francés.
10. Terminar de leer los libros que tengo pendientes.

Se ven realistas, no pongo más porque se vuelven tremendas historias sin fin. El año que viene voy a renovar lentes, sí o sí.

*Se echa porras*

¡Tengan un feliz año 2015!

D.

24 diciembre, 2014

Recuento de consumo cultural - 2014


Como parece ser la tendencia: estuve más en el cine que viendo libros o yendo al teatro. Las exposiciones que vi este año fueron muy buenas. Tengo pendiente terminar el libro de Mario Vargas Llosa, Conversación en la catedrial, y ya no entró en el recuento.

Libros:
De perfil
Amistad de juventud
El reino de los zombies
Kitchen
La carretera, de Cormac McCarthy
La telenovela: el cuarto caso del peluquero
Defensa apasionada del idioma español, de Alex Grijelmo
Temor en la ciudad de México
Canción de tumba

Cine:
Los juegos de Ender
La vida secreta de Walter Mitty
Detrás del candelabro
El dilema
La ladrona de libros
El lobo de Wall Street
Escándalo americano
47 Ronin
Amor índigo
Matar extraños
Hotel Budapest
Noé
Divergente
El gran Lebowski
El inventor de juegos
Maléfica
Lucy
Los retornados
6 grandes héroes
Sin city 2
Interestelar
Chicos y Guillermo a comer
Relatos Salvajes
Se levanta el viento
El Hobbit

Teatro:
Nada
La muerte... a escena

Exposiciones:
El hombre desnudo, una aproximación personal
En esto ver aquello: Octavio paz y el arte
Cuidese mucho: Sophie Calle
Yayoi Kusama: Obsesión infinita
Festocomic

Concierto:
Silvio Rodríguez

23 diciembre, 2014

Top ten momentos 2014

Como todo tiempo pasado fue anterior, creo que vale la pena hacer el recuento de por qué 2014 ruleo tremendamente, pese a todos los pesares nacionales, las ruinas que ves y los muertos que dejó, como recordatorio de nuestra finitud en esta tierra.

1. Gané un segundo lugar en un concurso nacional de Haiku. De hecho lo emocionante fue que me animé a participar de nuevo en concursos literarios, después de años de no hacerlo.
2. Tomé una clase de cocina al aire libre, donde aprendí la diferencia entre "termino medio, tres cuartos, bien cocido".
3. ¡Tengo mi primera cámara Reflex! Estoy muy feliz por ello.
4. Empecé la maestría. Eso me ha traído momentos agridulces y sentimientos encontrados. Pero en suma ha sido bastante bueno.
5. Organicé (de manera suficientemente decorosa) mi primer despedida de soltera, con el protagonismo de una de mis mejores amigas (L.) quien además me distinguió como dama de honor en su boda.
6. Volví a escribir cuentos. Bueno, llevo uno. Pero es alentador porque llevaba mucho sin escribir cuentos y creo que si cuido esa plantita narrativa, podría dar alguna flor en 2015.
7. Por fin tengo la saga de "Juego de Tronos", aunque me dolía el codo ver los precios en la tienda, E. me la regaló, así que ya no tendré que sufrir cada final de temporada. Ahora podré sufrir por anticipado.
8. Viajé a Zacatlán y conocí el museo del reloj. El viaje cayó en el mejor momento posible porque estaba algo deprimida por una serie de eventos nacionales que me habían puesto del peor ánimo posible.
9. Me animé a cantar en el Karaoke de la fiesta de IAB, lo cual fue muy emocionante y adrenalinoso.
10. Este año comencé a colaborar en la versión impresa de NEO, hice más entrevistas, me animé a ir a muchos eventos y en suma crecí mucho profesionalmente. Me siento mucho más segura.

Haremos algunas compras importantes en 2015 y se ve como un año retador, pero tengo bastantes esperanzas de que todo salga bien. Me interesa mucho terminar la maestría y ver que hay a la vuelta de la esquina. Uso el amor como un puente. Yo cruzaré los dedos.

Gracias por venir.

D.

19 diciembre, 2014

El muro

Hace un par de meses M. me invitó a visitar "El muro", una enorme pared falsa donde se puede escalar. En esa ocasión decliné, porque aunque empezaba a hacer ejercicio, mi condición física no era tan buena.

Como a mitad del año me sentía bastante "sportif" y hasta me arrepentí de no haber ido.

Hoy, por razones del trabajo, me tocó visitar de nuevo "El muro" y al ver esa altura atemorizante me dieron muchas ganas de escalar. (Aunque hace meses que no muevo un dedo y mis musculos están atrofiados por tanto estrés, frío y comidas navideñas).

Me quedé pensando.

¿Cuántos desafíos he descartado, simplemente por miedo? ¿Y si realmente hubiera emprendido la escalada? ¿Qué hubiera podido pasar?

En la entrevista que hice me contaban que realmente es bastante seguro. Lo único molesto es que el sol golpeaba plenamente contra la pared, así que yo creo que se calienta y se vuelve complicado.

Pero una vez medido el riesgo y calculada la ganancia... (Realmente hubiera sido una experiencia interesante con M.)

En fin, creo que en estos años de decidir ya me he quedado en la orillita muchas veces. Pero las veces en que me he animado han resultado mejor. Incluso en los top momentos del año debería añadir que canté ante unas 200 personas y me divertí mucho.

Claro, cantar no es igual que escalar, pero igual se requiere un poco de valor.

En eso estaba pensando en este comienzo de casi vacaciones.

Seguiré rumiando eso, mientras echo un vistazo al top top top de todo. (Música, películas... libros llevo pocos)

D.

12 diciembre, 2014

Tercer (y último) seguimiento a propósitos 2014

Ya casi llega el fin de año, así que veamos que pasó con los famosos propósitos:

1. Decorar el departamento

En otro giro inesperado de los acontecimientos, ahora no vamos a tener departamento... Pero... (continuará el próximo año)

2. Iniciar (ahora sí) la maestría

Palomita

3. Enviar la novela al concurso.

Este año regresé a concursar en cosas literarias. Estoy muy feliz. :) Palomita.

4. Bajar los 3 kilos que me sobran. (Saludablemente, espero)

Palomita

5. Viajar con mis amigas.
No viajé con mis amigas, pero hice un viaje muy bonito a Zacatlán, que fue todo lo que esperaba de un viaje sin padres. 

6. Aprender a tocar el acordeón 


Ese sí se los debo. Al menos debería proponerme tocar el teclado el año que viene.

7. Comprar una bicicleta
Quizá ahora que... (Regreso al punto 1, que se incluirá en los propósitos del año que viene)

8. Mejorar mi nivel de inglés

En una cena informal me tocó platicar con un Polaco en inglés y parece que no lo aburrí tanto. Además varios de los eventos que cubrí a final de año estuvieron en inglés... Y ya no pedí traductor. Hice 3 entrevistas en inglés.

9. Mantener las tarjetas de cliente frecuente que tengo.

Palomita

10. Cambiar de contador

Ya me di por vencida con esta.

11. Estrenar lentes

Listo

12. Comprar un seguro de gastos médicos.


Este sigue en mi lista de pendientes, pero creo que lo atenderé en enero.

D.

Relatos salvajes

Seis historias que desvelan la naturaleza salvaje que está a unos pocos centímetros de profundidad.

Nuestro barniz de civilidad se corre a la menor provocación. Bastaría un golpecito para hacerlo botar y revelar que somos más bien unas bestias, capaces de atrocidades y salvajadas dignas de cualquier carnívoro o carroñero.

Ese instinto predatorio, ese placer de la emboscada, ese anhelo de aniquilación y muerte se desvela en las historias de Relatos Salvajes, la película argentina que ha batido récords de audiencias.

Con bastante fundamento, diría yo.

Pasternak

Una guapa modelo aborda un avión en lo que parece un viaje de rutina. Un hombre en el asiento de al lado comienza a hacerle la platica y descubren que tienen a un conocido en común. Nada extraño hasta que notan que más pasajeros están allí y conocen al mismo personaje. Todos concuerdan en que era un tipo perturbado. ¿Qué motivo los tiene reunidos allí, entonces?

Las ratas

Un hombre malencarado llega a una anodina cafetería en medio de la nada. La camarera al verlo lo reconoce: es un prestamista que ha llevado a su familia a la quiebra y a la desgracia. La cocinera de la cafetería, una mujer ex presidiaria, la anima a ponerle veneno para ratas al agiotista, que además planea lanzar su carrera política: "Hay que acabar con esas ratas y con su estirpe", asegura la cocinera. ¿Qué decisión tomará la camarera?

El más fuerte

En una ruta desolada un hombre con un Audi nuevo sortea algunas curvas con rapidez. Encuentra a su camino una carcacha que le obstruye el paso. En cuanto puede, lo rebasa y le grita: ¡Eres un negro resentido! Por desgracia, más adelante en el camino se le desinfla una llanta y tiene que bajarse a repararla. El auto destartalado y su dueño le dan alcance al lado de un puente. El ofendido conductor empieza a agredirlo y se enzarzan en una acalorada pelea. ¿Quién será el más fuerte?

Bombita

La vida de un ingeniero especialista en demoliciones se ve trastocada cuando una multa por estacionarse mal va arruinando su vida en una serie de eventos desafortunados: llega tarde al cumpleaños de su hija, su mujer decide divorciarse de él, él pierde el control y es arrestado por un ataque de ira en una oficina burocrática, queda sin empleo y su imagen rueda por el fango... ¿Cómo recobrará el amor y estima de la sociedad?

El trato

El joven hijo de una familia acomodada llega consternado a casa de sus padres: tras una noche de farra atropelló a una mujer embarazada, lo que lo convirtió en asesino en cuanto estos dos perdieron la vida. Sus padres buscan la manera de evitar que su hijo ingrese a la cárcel, pero ¿Qué medidas podrán tomar y qué consecuencias traerá esta decisión de evadir a la justicia?

La boda

No sé si este relato se llama "La boda", pero es lo que más se me quedó de la historia. En realidad quedé consternada al ver la historia... Tras la llegada espectacular de los novios, al comenzar la tarea de saludar entre las mesas, la novia nota en la multitud a una chica que trabaja con su nuevo marido. La mujer, que se muestra muy guapa y divertida con la situación, ríe despreocupadamente platicando con el joven.

Al percatarse de que la invitada fue amante de su esposo, la novia pierde toda la compostura y sale corriendo de su propia boda. Pronto, esta bomba de tiempo vestida de blanco, explotará en la cara de los invitados, en un espectáculo grotesco. Quizá esta historia sea el eslabón más flojo de la cadena de historias: muy largo y con un final un poco abrupto.

Sin embargo tiene momentos bastante interesantes y rescatables... Me gustaría escuchar sus puntos de vista.

A mi me gustó mucho y salvo por esta historia, le pondría cuatro estrellas y media.

D.

¡Chicos y Guillermo, a comer!

Guillaume Gallienne comienza la cinta quitándose el maquillaje. Así, desnudo del alma, sale al escenario a contar su historia. Su infancia, muy apegado a su madre, estuvo marcada por la diferencia de saber que al no ser "Atlético", no podría ser el preferido de su padre.
Así que, más cercano a su madre, fue formando su personalidad tomando elementos de ella: de su elegancia, de su trato directo, de su simpatía. Pero estas características despertaron la suspicacia de su familia, quien lo asumió como un homosexual y esta etiqueta, de lo que todos suponían su preferencia sexual, lo acompañó por años.
El autor, que llevó su obra al teatro y luego al cine, logra sacarnos un par de risas con algunas escenas de comedia física que son contrastadas con momentos realmente emotivos y dramáticos, de una lucha interna por conocerse a uno mismo.
Curiosamente, lo que no pudo tratar en el consultorio de media docena de psicólogos, lo logra al enfrentar uno de sus mayores miedos.
Guillermo es un personaje adorable, al que uno llega a amar por su capacidad de sobreponerse a las pequeñas tragedias que todos sobrellevamos en algunas ocasiones: un corazón roto, el acoso de algunos compañeros, malas vacaciones, demasiadas expectativas...
Y, en un momento de sinceridad abrumadora, Guillermo confiesa su amor, de manera tal que sólo quedan ganas de darle un abrazo.
Una cinta muy bella, muy divertida y conmovedora, que no deberían perderse sin importar si son hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales, franceses o alemanes.

Se trata, sobre todo, de amar.

D.

Yayoi Kusama: Obsesión infinita

Horas y horas de fila... - decían los periódicos.

Yo fui y no pude entrar - Decían mis conocidos.

Te invito, pero en domingo - Me invitaron y no quise ir.

Pero un día que regresaba de un evento sobre Reforma, recordé que estaba la exposición de Yayoi Kusama.

Era miércoles o jueves. Y sí, estaba lleno.

Pero no estuvo tan pesada la fila.

Por otra parte: tampoco disfruté tanto de la exposición. Muy psicodélica y disruptiva para su tiempo, claro, pero no me pareció increíble.

Quizá porque viviendo en un país como México uno está acostumbrado al delirio colorista, a los patrones repetitivos, a perderse entre luces de colores en las ferias, a evadirse entre humos de feria, a ser nada en multitudes que se reconocen y se desconocen, fundiendose en un todo.

Los cuartos de espejos, diseñados para sentir la experiencia de fundirse, eran recorridos en segundos, sin que se pudiera lograr la intención que pretendía la autora originalmente.

La barca con falos parecía simbólica, pero lo grotesco de las confección me daba risa.

Mi pieza favorita de la colección fue un baúl cubierto con sopa de pasta y claro, los documentos periodísticos que hablaban de la trayectoria de Kusama. Carteles de sus exposiciones, revistas, fotos. Muy interesante material de archivo que estaba en una modesta vitrina casi al final de la exposición.

No vi nada que ameritara seis horas de fila, eso sí.

D.

Interestelar

Quizá, en otro momento, podramos ver el entramado del tiempo y reírnos de que no entendíamos algunas cosas.

Creo que finalmente Interestelar trata del tema que me obsesiona. O quizá como me obsesiona lo veo reflejado en todas partes, incluso en esta singular película que será bastante mencionada en futuras entregas de premios.

Interestelar habla de viajes al espacio, de la relatividad del tiempo, de la "cuarta y la quinta dimensión", de nuestros padres y nuestros hijos.

De nuestro legado.

Pero también habla de como la persectiva nos permite reinterpretar los hechos, incluso los más cotidianos; de como el amor se translada a través del tiempo y el espacio, atravesando distancias, trascendiendo fronteras, años. Galaxias.

Quizá en un par de años lo entienda todo, quizá no.

Interestelar es una película para verse un par de veces. A pesar de que es muy larga creo que está suficientemente bien contada como para que no te aburra en una segunda ocasión.

Si no la han visto se las recomiendo, incluso en una pantallita pueden disfrutar de ella porque los efectos especiales no son lo máximo, sino la historia.

D.

Sin city 2 - Como un dolor de muelas

En información de contexto: yo conocí Sin city en la Universidad, fue de las primeras Novelas gráficas que llegué a leer y aunque disfruté de la primera película sentía que algo faltaba.

Pasaron cerca de diez años para que pudiera ver Sin city 2.

Al llegar al cine ya tenía una serie de sentimientos encontrados, relacionados con la esperanza, la pérdida, el deseo, la frustración.

Creo que la cinta cumple con la función de cerrar un ciclo, aunque no sé si necesariamente es por la calidad de la historia, sino porque las tramas cierran (cauterizan, quizá sea más cercano) algunas de las heridas que dejó Sin city en mi vida.

En el despliegue de historias, sigue destacando la actuación de Mickey Rourke, quien sigue siendo el más apegado a su personaje desesperanzado, Marv.

Quizá la historia más redonda es la de Joseph Gordon-Levitt, quien sorprende con su actuación, pero una aburrida Jessica Alba y una muy malvada Eva Green completan la escena, sin que todo termine de cuajar.

¿El fracaso del año? Así la llamaron algunos medios especializados. Para mí fue como un dolor de muelas, aliviado.

D.

6 Grandes Héroes

Además de pensar que sería genial vivir en San Franstokio, disfruté mucho de la película 6 grandes héroes porque a diferencia de otras películas que hacen a los científicos parecer "genios locos" esta cinta los pone más cerca de lo que son: gente con ideas increíbles y la voluntad de dedicarle muchas horas a llevarlas a cabo.

Y es que cada personaje de 6 Grandes Héroes está muy bien hecha y tiene un humor ligero, que te permite disfrutar de la cinta sin importar tu edad; además en la personalidad de Hiro, el protagonista, muchos podremos sentirnos identificados, porque no es un clásico héroe sin matices, sino que pasa del deseo de venganza a la comprensión de que sus habilidades le permiten un rango mucho más amplio de posibilidades.

La manera en que la historia toca la pérdida de un ser querido es también, sin ser farragosa, muy bien tratada y creo que ejemplifica muy bien el proceso que existe cuando uno experimenta una pérdida.

En general disfruté mucho de 6 Grandes Héroes y le veo posibilidades de una secuela o de una serie animada.

D.

Temor en la ciudad de México

Terminé el libro de "Temor en la ciudad de México" con un escalofrío y un sentimiento encontrado. Obra de la editorial "Sangre y Cenizas" me topé con este libro en el Festival que ofrecieron con motivo del Día de Muertos.

El motivo original por el que compré este libro era que participaban en él dos de mis compañeros de generación, así que podía explayarme leyendo sus trabajos publicados.

La compilación de historias se va sumergiendo en las entrañas de la ciudad y revuelve el estómago con relatos de fantasmas, demonios, muertos, aparecidos... pero también conviven con violadores, asesinos, rateros de poca monta, indigentes, "loquitos" que andan descalzos por las calles y dejan huellas de fango.

Las páginas huelen a smog, a sobaco, a pelos grasientos, a amasijos de carne con sangre seca en costras. No es un libro amable y desde el principio se muestra como un perrito sarnoso, que no se deja leer tan fácil.

Es un libro que tira mordidas que duelen y te sorprende en una esquina que si conoces, pero que ahora tiene un brillo macabro. La misma glorieta de las Cibeles se vuelve un espacio espectral y cualquier coladera puede esperarte con un demonio pegajoso.

Algunas historias me parecieron que tenían buen ritmo y fluían. Otras me estrujaron el corazón y la panza. Algunas quedan francamente irresueltas y te dejan un sentimiento de incomodidad.

Si se encuentran en libro (lo venden en algunos espacios de libros del metro) y les gusta el terror se los recomiendo. La verdad no es mi género favorito, pero resultó una compra interesante.

D.

Los retornados

El estigma de estar enfermo es algo que parece ser común en todas las sociedades y en todos los tiempos.

El enfermo es "el otro" que además de la tragedia de estar enfermo pone en peligro a todos sus seres queridos, que se debaten entre la posibilidad de ayudarle o la tentación de dejarlo morir y librarse de esa carga moral y financiera.

En "Los retornados", la enfermedad es aún menos aceptable, porque te convierte en un Zombie, un canibal capaz de matar todo lo que se mueva y te pone en un estado irreconocible.

Es así como empieza una de las películas más tristes en cuanto a la historia que he visto este año. La protagonista, una médico especialista en tratar con esta rara enfermedad, vivió un episodio traumático en su infancia, cuando sus propios padres se convirtieron en zombies. Así empieza la película y parece que estaremos ante una cinta de horror, pero en realidad es un drama que nos invita a pensar en la naturaleza humana, en el dolor, la enfermedad, la pérdida, la muerte... Y hasta la venganza.

En muchas ocasiones hay el deseo de zarandear a alguno de los personajes, de ayudarles, de gritarles que reaccionen. Por desgracia el final de la cinta, impredecible y brutal, llega de manera inexorable.

Quienes busquen una típica película de Zombies se sentirán defraudados, pero quienes deseen ver un drama, es su cinta. Sigo sin superar el final.

Le doy tres estrellitas.

D.

Regreso a clases

J. salió un poco mareada de la consulta. Le habían hecho muchas preguntas; también contestó varias pruebas y le pidieron hacer un dibujo. ...